¿Cómo hacer spinning en casa y quemar muchas calorías?

Cada vez son más las personas que se deciden por hacer spinning en casa. Este entrenamiento tiene muchas ventajas porque no tendremos que pagar una cuota de gimnasio para realizarlo, además de ser una buena opción para aquellas personas que no tienen mucho tiempo porque su horario laboral no se lo permite o no salen mucho de casa y buscan compatibilizar todas las actividades a realizar.spinning desde casa

Si quieres hacer este tipo de deporte en tu hogar, puedes seguir algunos de los consejos que te vamos a dar a continuación para sentirte como si estuvieras en tu gimnasio.

 

Pasos para hacer spinning en casa

Con esta guía no te olvidarás de nada a la hora de hacer este gran adiestramiento en el salón de tu casa o en donde más te apetezca para conseguir adelgazar o quemar esa grasa que te sobra en muy poco tiempo. Ponle ganas y a por ellas!!!

 

Selección de la música para spinning

Tienes que saber que “hacer spinning en casa” es igual de duro que practicarlo en el gimnasio. La música es imprescindible ya que ayudará a evadir la mente del esfuerzo físico y nos ayudará a mejorar el rendimiento.
Durante toda la sesión no vamos a tener tiempo para cambiar de canción, por lo que vale la pena que seleccionemos entre 10-12 canciones diferentes. Las primeras deberían ser más lentas y, poco a poco, coger velocidad. De esta manera nos ayudará a coger el ritmo y a no forzar muy pronto el cuerpo.

 

¿Como calentar antes de la clase de spinning?

Al igual que en todo tipo de entrenamiento, para hacer spinning en casa es importante calentar si queremos evitar las lesiones. Lo primero que haremos es estirar los cuádriceps, las caderas, los hombros y el cuello.
La idea del spinning es que la velocidad de la música sea tan elevada que haga que el cuerpo de lo mejor de sí. Se establecerá un máximo que batiremos en casa sesión de entrenamiento.

 

¿Que rutina de entrenamiento tienes que hacer?

Es muy importante pedalear al mismo ritmo que va la música pero siempre haciendo diferentes tablas.
Podemos empezar a pedalear estando sentados, luego, por ejemplo, sentado ascendiendo, seguido de parado erguido…
Crear una rutina de entrenamiento es vital para conseguir los mejores resultados. Cuando la sesión haya acabado conviene recordar que no hay que parar de golpe: baja el ritmo poco a poco y estira los últimos minutos para prevenir cualquier tipo de lesión.

 

No pongas más excusas, ahora ya sabes como empezar así que a darle duro que con trabajo y muchas ganas se consigue todo. Si te ha gustado nuestro artículo no olvides regalarnos un LIKE. 🙂

No hay respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *