Ejercicios para evitar el síndrome del músculo piramidal

El musculo piramidal de la cadera está inserto en un extremo entre el hueso sacro (entre el final de la columna y el cóccix) y en el otro extremo en el fémur, el mismo permite la rotación externa, extensión y abducción del fémur.

¿Como estirar el músculo piramidal correctamente?

Actualmente existen muchas enfermedades o lesiones sobre este músculo, por eso hoy quiero enseñarte a entrenar la zona, para que lo desarrolles de forma correcta ya que el tratamiento del síndrome piramidal es muy largo y necesitarás una larga recuperación.

 

Los mejores ejercicios y estiramientos para el músculo piramidal

Nuestro objetivo a la hora de ejercitar esta parte, es ayudar a prevenir la contractura del mismo, causa inmediata de este síndrome, donde se origina como un pinzamiento del nervio ciático que provoca dolores detrás de las caderas y del glúteo que se irradian a la parte posterior del muslo.

Incluye los ejercicios que te vamos a dar en tu rutina diaria en la parte de calentamiento y recuperación para que ejercites el piriforme correctamente.

 

ESTIRAMIENTOS

      • Parado con tus pies a la altura de los hombros extiende tu pierna recta hacia delante y hacia atrás, de lado, circular de frente hacia adentro y hacia afuera, 2 series de 3 repeticiones cada pierna.
      • Parado con las piernas extendidas más anchas que los hombros, con tu torso recto y extendido, lleva tu mano derecha a tu pie derecho y tu mano izquierda a tu pie izquierdo.
      • Boca abajo apoyado sobre los codos y con tu pierna izquierda atrás extendida, sube la pierna derecha cerca del pecho, doblas la tibia cruzándola hacia el lado izquierdo y haces insistencia bajando y subiendo el torso, 2 series de 3 repeticiones cada pierna.
      • Acostado sin mover la cadera te agarras la rodilla derecha con la mano derecha, te la llevas al pecho y con la mano izquierda te agarras el talón, llevas la pierna lo que más puedas hacia la izquierda y hacia arriba haciendo insistencia, si puedes trata de llevar el pie hasta tocar el suelo del lado izquierdo, 2 series de 3 repeticiones.

      • Parado frente a una silla, sube tu pierna y posa el borde del pie en ella, debes hacer insistencia bajando y subiendo la rodilla, 2 series de 3 repeticiones.

 

EJERCICIOS

      • En la barra fija, con tus brazos extendidos levanta las rodillas hacia el pecho, 2 series de 3 repeticiones.
      • En las barras fijas paralelas, con antebrazos apoyados y agarrado a las barras, levanta las rodillas hacia el pecho, 3 series de 3 repeticiones.
      • En una plancha inclinada sube y baja las piernas o abre y cierra las piernas, 2 series de 3 repeticiones.
      • En el suelo boca arriba, con tu cuerpo a 45 grados con los brazos atrás y las manos apoyadas en el suelo, levanta las piernas a 45º del suelo y bajas sin poner los pies en él, también puedes alternar las piernas de dentro hacia fuera. 2 series de 3 repeticiones.
      • En el suelo boca arriba levanta la cabeza y las rodillas hacia el pecho subiendo tus glúteos.

 

Alternativas para prevenir y curar

Como alternativas para ejercitar el músculo piramidal, practica natación, monta en bicicleta, practica yoga o artes marciales, acude a un especialista quiropráctico o a un especialista en medicina china los cuales disponen de variadas técnicas y terapias alternativas muy buenas que deberías probar como la acupuntura, reflexología, moxibustion, shiatzu y otras.

También la meditación practicada sentado o acostado, respirando con el bajo vientre, concentrando la relajación en los músculos de la cadera antes del calentamiento inicial y al final de la recuperación te rendirá muchos beneficios para ayudarte con el dolor que provoca padecer este síndrome.

Consulta a tu médico especialista antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios por ti sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *