Flexiones diarias de hombro con rodillas para principiantes

Las flexiones de hombro con rodilla son un ejercicio suave indicado para personas con poca condición física o que se están iniciando en el adiestramiento para mejorar su cuerpo, son una progresión de cara a las tradicionales, espartanas o las del tipo diamante, que tanto me gustan y que deberías incluir en tu rutina.Flexiones diarias de hombros con rodillas para principiantes

Para coger fuerza en los brazos están muy bien o también pueden formar parte de una buena rutina de calentamiento, una vez que tengas dominada la técnica correcta y puedas con el peso de tu cuerpo, es hora de pasar a las flexiones de brazos en las que conseguirás aumentar la masa muscular en tus bíceps, pecho y hombros.

Existen varios tipos, según tu nivel de entrenamiento para que puedas desarrollar mejor y desarrollar explosivamente a más un músculo en concreto, pero esto, lo veremos en otros artículos.

 

Todos los tipos de flexiones de hombro con rodillas para los novatos

Hay tres variantes de las flexiones de hombro con rodilla, en cada una se ejerce un poco mas de fuerza para que puedas ir avanzando sin estresarte. Grano a grano se hace la montaña. 😉

  1. Sobre una superficie firme te acuestas boca abajo, extiendes los brazos abiertos a la altura de los hombros con las palmas de las manos en el piso, te apoyas sobre las rodillas con los pies en el piso, subes el cuerpo con la espalda recta, haces pausa y bajas a la posición inicial.

 

  1. Sobre una superficie firme te acuestas boca abajo, flexiona las rodillas y eleva los pies, extiende los brazos abiertos a la altura de los hombros con las palmas de tus manos en el piso a la altura de los hombros y luego tienes que subir el cuerpo con la espalda recta. Haces pausa y bajas a la posición inicial.

 

  1. Sobre una superficie firme te acuestas boca abajo, flexionas las rodillas subes los pies y los cruzas, extiendes los brazos abiertos a la altura de los hombros con las palmas de las manos en suelo y subes el cuerpo con la espalda recta, haces pausa y bajas a la posición inicial.

  1. Sobre un banco apoya las rodillas y cruzas los pies, con los brazos extendidos y abiertos a la altura de los hombros, tienes que bajar el torso con la cabeza hacia el suelo y sube, pausa y baja a la posición inicial.

 

Cuando hacemos las flexiones de hombro con rodilla es importante mantener la cabeza con la mirada al frente y respirar correctamente, inspirando al subir y expirando al bajar.

Este ejercicio implica poca fuerza ya que parte del peso del cuerpo recae sobre las rodillas, la respiración se facilita y reduce la fuerza que ejercen los abdominales.

En todas las variantes puedes abrir los brazos un poco mas y ejercerás un poco mas de fuerza sobre los músculos de los hombros y dorsales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *